Mientras Mauricio González lucha por vivir en el Madariaga, su familia pide testigos que identifiquen a la persona que lo atropelló

15 febrero, 2022

Ocurrió en Jardín América el pasado Jueves 10 de Febrero

Desde hace cinco días Mauricio González (22) lucha por su vida, conectado a un respirador, en el Hospital Madariaga de Posadas.

Todo indica que fue atropellado cuando circulaba al mando de una motocicleta sobre la avenida José Rivera -casi Gabriela Mistral- de Jardín América, por un automovilista que se escapó dejándolo tirado y sin asistencia.

Sucedió a las 9.15 del pasado jueves 10 de febrero y desde entonces, paralelo al acompañamiento de la víctima en el nosocomio capitalino, familiares iniciaron una investigación para identificar y llevar a la Justicia al responsable.

“Pido la colaboración de todos para dar con el paradero del culpable. Sabemos que hubo testigos. Pedimos de corazón que se comuniquen y cuenten qué pasó. No se les involucrará, sólo necesitamos la información”, escribió Mara Rojas, pareja de Mauricio, en un posteo de Facebook, logrando inicialmente obtener datos de informantes anónimos pero en las horas posteriores algunos de esos aportes no fueron ratificados por lo que la pesquisa familiar no pudo avanzar como pretendían.

“No queremos que sea un caso más de esos impunes, por eso pedimos a la gente que fue testigo, que vio algo aquella mañana, aporte datos para llegar al responsable”, le dijo Mara a El Territorio, mientras esperaba novedades en el Madariaga.

“La avenida -de doble mano- es muy transitada, esa mañana estaba trabajando un lavadero de la esquina y uno de los chicos contó que escuchó una acelerada fuerte pero no sabe si fue un auto o una moto, también uno de los operarios del aserradero en cuyo acceso fue el accidente vio cuando Mauricio iba cayendo con la moto y otra persona de manera anónima contó que vio el auto cuando se fue y que era de color blanco, aunque primero mencionó que tenía calcomanías en el parabrisas trasero y después dijo que no estaba seguro”, explicó la joven, lamentando en esa línea que la única cámara de seguridad de la zona “no capta el punto de impacto, sino que llega hasta unos metros antes y se observa cuando los autos se van deteniendo después del hecho”.

“Testigos hay, eso está claro, pero notamos reticencia en la gente, por eso difundí el mensaje de que me hablen de manera anónima aunque sea. Necesitamos orientar la investigación”, puntualizó Mara.

De costado

Según lo que pudo observar, la moto en la que circulaba Mauricio “no tiene mucho daño en la estructura” y “en el asfalto tampoco hay marcas de derrape que hagan suponer un despiste porque la moto no iba a más de 40 por hora”, por lo que la familia sospecha “que fue chocado de costado y eso le hizo caer sobre el lado izquierdo de su cuerpo”, donde tiene todas las lesiones, principalmente a nivel cerebral. “Tenía puesto el casco pero al parecer no estaba abrochado, por lo que con el impacto se salió y así sufrió la lesión más grave al golpear su cabeza”, explicó.

“Está con riesgo de muerte, tiene la pierna rota en tres partes, dos costillas fisuradas, contusión pulmonar y destruida la zona izquierda del cráneo”, lamentó Mara, detallando que fue intervenido quirúrgicamente para drenar un coágulo en su cabeza. “Salió bien de la cirugía, pero está en coma inducido en terapia intensiva, conectado a un respirador”. 

“La familia y allegados estamos investigando por todos lados. La Policía dice que poco puede avanzar si no aparece algún testigo con datos concretos, por eso es importante que el que vio si le cerraron fuerte el camino o le chocaron de costado en sus piernas, provocando su caída, nos cuente, para llegar al culpable”, insistió Mara afirmando que “tiene que haber empatía, sólo así vamos a encontrar al responsable”.

Las personas que fueron testigos del hecho o tienen cámaras que permitan visualizar el trayecto de circulación de Mauricio, pueden comunicarse con Mara Rojas al número de celular 3743-449740. “Es importante que no quede impune”, reiteró la joven.