Las lanchas “Guaraní” y “Mataco” (gestión Bullrich) estarían abandonadas y pudriéndose en el puerto de Prefectura

16 junio, 2022

Se trata de dos de las cuatro lanchas militares adquiridas durante la gestión de la ex Ministra de Seguridad Patricia Bullrich, para custodiar las fronteras.

POSADAS. Según el periodista de MisionesCuatro, Pablo García, fuentes inobjetables aseguran que las dos lanchas artilladas tipo Shaldag, adquiridas al gobierno de Israel durante la gestión de la ex Ministra de Seguridad Patricia Bullrich que quedaron ancladas en el Puerto de Posadas, están deteriorándose por falta de uso y mantenimiento, amarradas en el Puerto de Prefectura Naval Argentina, en la zona del club Pirá Pitá, en el Oeste de Posadas.

Se trata de dos de las cuatro las lanchas artilladas que fueron adquiridas por 49 millones de dólares y que fueron presentadas en Misiones durante el gobierno de Mauricio Macri. Son naves utilizadas para dar golpes de mano en zonas de acopio de droga, ya que tienen la posibilidad de transportar a una sección de diez comandos. Además, cuentan con artillería antiaérea.

De acuerdo con García, quien presentó esta información en el “Dato Político” para el Noticiero de MisionesCuatro, la funcionaria que sucedió a Bullrich en la cartera de Defensa, la antropóloga Sabina Frederic, había cuestionado a la actual presidente del PRO, por considerar que estas lanchas israelitas que trajo “eran muy costosas para la seguridad” en la lucha contra el narcotráfico. Y además, criticó el armamento con el que contaban, señalando que podrían causar muertes en civiles.

Las críticas de Frederic y el abandono de las lanchas tipo Shaldag

Por entonces, Frederic se habría comprometido en llevarse las lanchas, bautizadas “Guaraní” y “Mataco”, pero eso no ocurrió. “Están tiradas al abandono en el puerto, con turbinas tapadas por camalotes”, contó García, añadiendo que “el gobierno se las quería llevar, pero se pudrió el combustible que estaba dentro y afectó el sistema de conducción”

Este daño se habría producido por falta de limpieza, mantenimiento y uso de estas lanchas, que tienen un costo operacional importante. “La responsabilidad es del ministerio. No se las llevó nadie y a (Frederic) la echaron”, remató García sobre este tema. Y puso de relieve que el actual ministro, Aníbal Fernández, debería tomar cartas en el asunto. Por lo menos, para evitar mayores deterioros en las lanchas Shaldag.

Sin embargo, el problema para Prefectura Naval, la fuerza federal a la que se asignaron estas barcas, es que no hay recursos para moverlas. O, al menos, para hacer las reparaciones y mantenimiento de estas barcas.