Lanata: “El kirchnerismo pide que vuelva Cristina, que ya regresó hace tres años y es parte del Gobierno”

21 noviembre, 2022

En su editorial, el periodista habló sobre el acto de la Vicepresidenta en La Plata y el viaje de Alberto Fernández al G20. También se refirió a la muerte de Hebe de Bonafini.

Se murió Hebe. Veo las redes y pienso: “No hay que desearle la muerte a nadie”. La muerte nunca arregla nada.
Hebe se convirtió en política a la fuerza: le mataron dos hijos que continúan desaparecidos. Jorge Omar, desaparecido en La Plata, y Raúl Alfredo, desaparecido en Berazategui.
Hebe era tan política como podría haberlo sido mi papá, que decía “acá hace falta un Fidel Castro o un Pinochet”. Mi papá no entendía nada.
Hebe, durante la dictadura, tuvo la valentía que casi nadie tuvo: salió a dar la cara.
Hebe no tuvo el equilibrio que, por ejemplo, tuvo Graciela Fernández Meijide. Graciela, te mando un beso grande, vos sos un ejemplo y lo fuiste siempre. Graciela tuvo distinta conducta y el mismo dolor.
Hace mil años, cuando Menem inventó el subsidio por desaparecido como antesala de la Amnistía, Hebe y yo coincidimos: no había que cobrarlo. Era una coima del Estado.
El Estado te tenía que decir qué hizo con los muertos, no pagarte una indemnización. Muchos que hoy dan clases de moral lo cobraron, eran unos trescientos mil dólares por persona.
Después, cada vez más, Hebe fue copada por pequeños grupos de ultraizquierda y cada vez se radicalizó más. Es la Hebe de la que ahora todos se acuerdan: la que festejó las Torres Gemelas o aplaudió a la ETA cuando ponía bombas en los supermercados.
En Crítica tuvimos un año antes que nadie el curro de las viviendas en sueños compartidos. Yo me equivoqué, decidí que no lo publicáramos para no joder a las Madres. Después me arrepentí.
Hebe también fue la que pidió que probaran las táser con la hija chiquita de Macri.
Más allá de sus locuras y sus barbaridades, nada va a borrar que el sábado 30 de abril de 1977, plena dictadura de Videla, Hebe daba vueltas a la plaza junto a otras madres, por primera vez.
Se murió Hebe. Que descanse en paz.
El Mundial de Qatar 2022 como distracción
Comenzó el Mundial y empieza un mes en el que se va a parar el país. Aunque como venimos no se va a notar mucho.
El martes debuta Argentina a las 7:00. Ojo, porque si tu cábala es una picada, arrancás con vermouth a las 6:00 y no llegás en pie al mediodía.
Además de los informes estrictamente deportivos, los enviados a Qatar ya comenzaron a mostrarnos las típicas notas de color: en cuánto tiempo se te derrite un chocolate afuera de la heladera; cuánto cuesta tener un camello de mascota; cómo conseguir el blanco más blanco en las túnicas. Y la más común: evaluar cuánto valen las cosas en Qatar y compararlo con lo que cuestan en nuestro país.
Si bien en Qatar los precios de algunos alimentos son un poco más caros, la diferencia no es tanta: porque ellos tendrán gas y petróleo, pero no tienen a un Tombolini organizando el observatorio de precios.
El Frente de Todos sabe que el mundial es muy útil para desviar la atención. La ministra de Trabajo de la Nación, Kelly Olmos, lo confesó sin rodeos en el programa de Romina Manguel.
Ese es el plan del Gobierno para combatir la inflación: subirle el precio al mundial, para que se hable de la Scaloneta y no de la Cristineta, que tienen resultados muy diferentes.
Kelly Olmos salió a pedir disculpas por sus dichos, pero no convenció a nadie. Ya lo dice el refrán: “No le pidan peras a Olmos”.
El acto de Cristina en La Plata
El jueves, se conmemoraron 50 años de la vuelta de Perón y 5 meses de la vuelta de Cristina al peronismo. La única oradora fue Cristina. El acto con formato de recital fue un caso de locura colectiva: hubo 50.000 personas pidiéndole que vuelva a alguien que volvió hace 3 años y falta un año para que se vaya.
“Nosotros cuando estuvimos en el gobierno”, dice la Vicepresidenta en funciones. Otro ejemplo de locura colectiva son los K que piden la vuelta de Cristina al poder porque “la extrañan”. Incluso La Cámpora le dedicó una bandera gigante: “Era tan diferente cuando estabas tu”.
Muchachos, abran los ojos. Aunque les duela, Cristina está otra vez en el poder desde el 2019. Este Gobierno es de ella. El PJ de la provincia convocó con un flyer que decía: “Todos a La Plata”.
Después del acto, Cristina y sus allegados se fueron a comer un asado a la residencia de Kicillof, donde ella siguió hablando, hablando y hablando. Parece que la pasaron bomba. Incluso para terminar la noche, hubo una ronda de chistes con los últimos “cómo le dicen a Alberto”.
El periodista Gustavo Grabia no podrá presenciar el juicio contra la barra de Boca
El tribunal que juzga al jefe de la barra brava de Boca, Rafa Di Zeo, le prohibió la entrada al juicio al periodista Gustavo Grabia.
Grabia, que trabajó con nosotros en la radio, hizo informes para PPT y es el periodista que mejor investiga el tema de las barras bravas, cubre la audiencia y se dedica sistemáticamente a deschavar las mentiras de los testigos de Di Zeo contrastando lo que dicen con la prueba documental. Y lo publica.
Pero ahora se quedó afuera: los jueces Adolfo Calvete, Enrique Gamboa y Diego Leif Guardia, miembros del tribunal oral N°13 porteño, aceptaron el pedido de los abogados de Di Zeo y le bloquearon el acceso al sitio donde se ve en tiempo real el juicio ¡que es público!.
La desafortunada frase de Rubinstein sobre el “Rodrigazo”
Gabriel Rubinstein, el segundo de Massa, habló en el simposio de Mercado de Capitales y Finanzas Corporativas y en una sola frase mezcló dos palabras que para la economía son explosivas: devaluación y Rodrigazo.
A pedido de Massa, Rubinstein intentó bajarle el tono al asunto y aclaró que dijo “se viene el Rodrigazo” porque piensa que Rodrigo De Paul el martes le va a meter un golazo a Arabia Saudita.
Alberto Fernández en el G20
Alberto pasó por el G20. Ahí está en el avión junto a Massa, Cerruti y Cafierito, llegando a Bali.
Mirá qué equipazo, acá lo vemos a Alberto con la “Albertoneta”, dando la charla técnica. A Massa le está diciendo: “Vos pedí plata”; a Cafierito, “vos pedí que te traduzcan”; y a Cerruti: “Y vos, pedí disculpas, porque después de hablar, alguna boludez vas a decir”.
A las pocas horas de llegar, Alberto tuvo un problema de salud producto de una gastritis sangrante y estuvo 6 horas internado. Al enterarse del problema de salud, Cristina se comunicó con él.
En vez sentirse bien por el gesto, cuando Alberto vio en el celular que lo estaba llamando Cristina, le volvió a sangrar la úlcera.
La deuda que dejó Moyano en Independiente
La comisión directiva de Independiente contó que la deuda que dejó Moyano alcanza los 6.600 millones de pesos y como si fuera poco, el club pierde cien millones por mes. A Independiente le pasó un camión por encima y era el de Moyano.
Entre las deudas, figuran: 5.200.000 a la empresa Flecha Bus; 1.000.000 a Sándwiches Boyacá; y 15 palos a un supermercado chino de Villa Domínico. El dueño del súper dijo: “Es más fácil negociar con la mafia china que con estos”.
La abultada pauta oficial que recibe “El Destape”
Roberto Navarro recibió un 135% más de publicidad oficial del Gobierno y otros $518 millones de la gestión Kicillof. Su sitio “El Destape” está entre el quinto y el octavo lugar, depende el mes, en la medición de los portales digitales, siempre después de Clarín, Infobae, La Nación y TN.
La nueva web de Navarro se llama “El Destape sin fin”. Se entiende lo de “sin fin”, porque es como “el agujerito sin fin”: un agujero sin fondo adonde va a parar nuestra plata.
En vez de “El Destape”, el multimedio de navarro se podría llamar “Con la nuestra web”, para que te enteres antes que nadie en que usan tu plata.