JxC rechazó un “avance contra la libertad de expresión” y pidió la renuncia de Donda

6 septiembre, 2022

La ultrakirchnerista jefa del Inadi acusó a la oposición de “cargar armas de odiadores” y anticipó una norma para sancionar lo que el oficialismo considera “discursos del odio” en el contexto del avance de las causas por corrupción contra la Vicepresidente Cristina Kirchner, que sufrió un atentado la semana pasada. Los diputados del principal frente opositor rechazaron de plano un proyecto que apunte a la censura.

BUENOS AIRES. Los diputados de Juntos por el Cambio pidieron la renuncia de la interventora del Inadi Victoria Donda por acusar a dirigentes opositores de “fomentar discursos del odio” y anticiparon que rechazarán una ley que promueve supuestas acciones para combatirlos, lo que en la práctica significaría censura para todo lo que el kirchnerismo considere “odio”, en el marco del avance de la megacausa por corrupción contra la Vicepresidente Cristina Kirchner, en el juicio por Vialidad.

“Permitir que se avance en este sentido, es permitir que ocurra lo que pasa en Venezuela o Nicaragua Vamos a rechazar cualquier intento de avance por sobre la libertad de expresión venga de donde venga”, anticipó este lunes Cristian Ritondo, jefe del PRO, según publicó LPO.

“No creo que se atrevan a llevar una ley al Congreso que busque silenciar al periodismo, sería un escándalo y estaría toda la oposición en contra de esa ley. Habrá un debate estratégico si ocurre, espero que no y que gane la democracia, pero si ocurriera de que alguien quiere llevar esta ley mordaza, habría más de 129 votos en contra de esa ley. No sé si la Izquierda para este tipo de cosas los acompañaría. No veo al interbloque Federal y los de Córdoba apoyando este tipo de barbaridades no veo a los socialistas en esta línea”, opinó, por su parte, el diputado nacional y economista, Martín Tetaz (Evolución Radical)

La tensión con Donda empezó este domingo por una columna de opinión que publicó en el sitio Infobae, en la que acusó a la oposición de generar el caldo de cultivo para el odio a políticos. “Las armas de los odiadores las cargan los Macri, los Bullrich, los Milei, las Granata y los López Murphy”, señaló.

La respuesta llegó por un comunicado del interbloque de Juntos por el Cambio. “Sus expresiones son inadmisibles”, señalaron. “La interventora utiliza su cargo al mando de una entidad cuya misión principal es luchar contra la discriminación como una herramienta partidaria para hacer juicios sesgados y ejercer ella misma una enorme violencia simbólica contra opositores políticos”, agrega el comunicado, que exige la renuncia de Donda.

En ese marco y por reclamo de la oposición, el rechazo a “discursos de odio” no fue incluido en la declaración de repudio al intento de homicidio al presiente por presión de la oposición, aprobada el sábado en la Cámara de Diputados.

El fallido proyecto de resolución, firmado por los diputados oficialistas, identificaba en sus fundamentos como formadores de discursos de odio a espacios políticos, mediáticos y judiciales. Se reemplazó por un proyecto que promueve la “paz social”, además de repudiar el intento de homicidio a la vicepresidenta. Es similar al comunicado que difundieron los senadores de todas las fuerzas después de conocerse el episodio.

Sin embargo, en el discurso de cierre de la sesión, el presidente del bloque oficialista Germán Martínez anunció que insistiría en legislar contra “los discursos de odio”. 

Pero Ritondo anticipó que bloquearán cualquier ley que legisle en ese sentido. “Desde el kirchnerismo están haciendo uso de forma lamentable y autoritaria de un hecho de suma gravedad institucional, con el único objetivo de avanzar sobre pilares básicos de una democracia sana: la libertad de expresión, la división de poderes y el libre ejercicio de los derechos políticos”, fustigó.

“No vamos a dejar que un hostigador serial como (el periodista) Ezequiel Guazzora siga amenazando a periodistas desde Casa Rosada, o (el jefe de los senadores del Frente de Todos) Mayans que amenaza a la justicia y al pueblo con la violencia social. O a Hebe de Bonafini que amenaza con fusilar presidentes, no queremos que se lleven puesta las libertades civiles de los argentinos”, culminó el jefe del PRO.