El rector que distinguirá a Cristina Kirchner en Chaco es investigado por lavado de dinero y amenazas

6 mayo, 2022

Germán Oestmann reconocerá a la vicepresidenta con el doctorado honoris causa por la Universidad Nacional de Chaco Austral. Está imputado por supuesto desvío de fondos públicos enviados por el Estado nacional. La UNCAUS está controlada por el gobernador Jorge Capitanich

Cristina Kirchner recibirá hoy el Doctorado Honoris Causa Universidad Nacional del Chaco Austral (UNCAUS), una casa de estudios controlada por el gobernador Jorge Capitanich, cuyo actual rector, Germán Oestmann, enfrenta varias causas en la Justicia en las que está imputado de lavado de dinero, amenazas, coacción, abuso de autoridad y violación a los deberes de funcionario público.

El mandatario chaqueño, quien fuera jefe de Gabinete de la ex presidenta entre noviembre de 2013 hasta febrero de 2015, comenzó a sonar como posible candidato a la Casa Rosada del kirchnerismo. La decisión de la actual vicepresidenta de elegir el territorio de Capitanich como anfitrión para hablar en público en medio de un recrudecimiento de la interna del Frente de Todos, es leída en esa sintonía. Una vez que haya recibido los símbolos de la distinción, Cristina Kirchner debe dar una exposición, a las 5 de la tarde, que generó mucha expectativa por la interna política en el oficialismo.

En una de esas causas, quizás la más grave, el fiscal general de la ciudad chaqueña de Sáenz Peña, Carlos Amad, acusó a Oestmann – junto a 36 personas – de integrar una asociación ilícita que desvió y lavó fondos que enviaba el Estado nacional a la UNCAUS, a través de una decena de fundaciones, asociaciones y empresas fantasmacon la que se firmaban convenios bajo sospecha y préstamos que no se devolvían. Para el fiscal, esas fundaciones fueron constituidas por la Universidad o personas afines, “con la única finalidad de continuar extrayendo dinero de manera ilegal”.

En su requerimiento, fechado el 15 de marzo pasado y al que tuvo acceso Infobae, Amad argumentó que fueron constituidas “sin razón de ser” más que para “delegarle facultades y el manejo de áreas, y por ende de fondos, que en realidad son de la Universidad, y por donde diluyen el gran caudal de dinero, sin ningún tipo de control”.

En este expediente – desprendimiento de una causa madre iniciada en 2016, ya elevada a juicio por presunta corrupción en la obra pública de la UNCAUS – , ya fueron indagadas 14 personas por el juez federal subrogante de Saénz Peña, Carlos Aranda. El 15 de marzo pasado, el fiscal amplió la imputación a la figura de asociación ilícita, y le pidió al juez indagar al resto.

Para asegurarse su comparecencia, además, Amad le solicitó la inmediata detención de todos, incluida la de Oestmann, según reveló esta semana Rodrigo Alegre en TN. “Habida cuenta la estructura criminal, la logística empleada para perpetrar los delitos”, así como también “la capacidad económica de los imputados lo que implica una alta peligrosidad de fuga, máxime teniendo en cuenta la escala penal de los delitos que se le imputan y al sólo y único efecto de asegurar su comparendo a los estrados de este tribunal a su cargo”, fue la fundamentación del fiscal.

Si bien el juez Aranda aún no hizo lugar a este último pedido, a partir del 10 de junio próximo, comenzarán a declarar 30 de los imputados, entre ellos, Oestmann, cuya fecha aún no está fijada.

Aunque los hechos bajo sospecha comenzaron en la gestión del anterior rector de la UNCAUS, Omar Judis, cuando Oestmann era secretario de Actas de esa casa de estudios, la investigación se extiende a su actual gestión. Según la investigación, bajo su mandato se libraron cheques por distintos convenios bajo sospecha con varias de esas fundaciones.

Oestmann asumió en noviembre de 2018, tras la renuncia de Judis, quien debió irse por la acumulación de denuncias en su contra por irregularidades en la Universidad. Tras haber formado parte del círculo más cercano a su antecesor, hoy está enfrentado con Judis y ambos se cruzan acusaciones en la Justicia.

Para el representante del Ministerio Público, las maniobras de desvíos de fondos habrían comenzado en 2014 e incluyeron “convenios cuyos comprobantes de gastos no figuran que efectivamente se hayan efectuado, el otorgamiento de becas, cursos de grados y postgrados, gastos por compras de insumos , equipamientos totalmente irregulares, contrataciones, viajes con fines deportivos, delegación de áreas académicas como el área virtual, áreas de postgrados, constitución de innumerables plazos fijos”, entre otras.

A Oestmann, el fiscal general de Sáenz Peña lo imputó de blanquear casi $180 millones a través de la Fundación Educación para Todos, y la suscripción de un supuesto convenio con el Municipio de Taco Pozo firmado en febrero de 2019, para el dictado de varias carreras a distancia en ese municipio. Asimismo, lo acusó de “introducir dinero en efectivo en el sistema financiero” a través de “operaciones de cambio durante el año pasado y lo que va de este año por $6.786.716″.

En los allanamientos realizados, el fiscal encontró también un acta certificada antes escribano, de julio del 2015, por la cual la Fundación de la Universidad del Chaco Austral le otorgaba a Oestmann, “facultades para gestionar, cobrar y rendir cuentas de los fondos de la Fundación (de la UNCAUS) ante la Fundación Chaco Solidario”, a la que se le había solicitado un “préstamo” por $200.000 de ese momento (agosto 2015), para ser destinado supuestamente a actividades deportivas. Según los registros comerciales consultados por Infobae, Oestmann fue empleado en relación de dependencia de la Fundación de la Universidad, al menos, entre 2016 y 2017.

En tanto, la Fundación Chaco Solidario había sido creada en 2008 “sin fines de lucro” por el gobierno de esa provincia, y según su estatuto, su objetivo era abocarse al bien común. “Sin embargo, lo cierto es que el responsable directo y nexo en la gestión con esta Fundación fue el actual rector de la UNCAUS, Germán Oestmann, quien deberá responder y dar explicaciones de la operación que quedó documentada en un mail y cuyo dinero luego se verifica su salida como egreso de las arcas de la Fundación UNCAUS”, señaló el fiscal para justificar, entre otros hechos, el pedido de indagatoria al actual rector de la Universidad.